Saltar al contenido

Indicaciones para cuidar a un Bebé Prematuro

newwebstar thumbnail

Un bebé prematuro requiere unos cuidados especiales, y por esa razón añadiremos a continuación una serie de consejos con los que todos los padres puedan llevar a cabo el proceso de la forma más adecuada posible.

  • Indicaciones para cuidar a un bebé prematuro

En el caso de tener un bebé prematuro

Un bebé prematuro es aquel que nace antes de la 37ª semana de embarazo y cuenta con un peso generalmente inferior a los 2,5 kg.

En los últimos años se ha podido comprobar una clara tendencia a que los bebés cada vez sean más prematuros, y esto se debe entre otras razones al incremento de nacimiento de gemelos debido al también aumento de fecundaciones in vitro.

Sin embargo, en la mayor parte de los casos no vamos a observar problemas importantes y ni mucho menos serios, aunque sí es evidente que un bebé prematuro siempre va a necesitar unos cuidados específicos que deberemos conocer.

Leche Materna Para el Dolor de Oído en Bebes y Adultos

Aumentar el contacto con el bebé prematuro

Si bien es cierto que cualquier bebé debe disfrutar del contacto con la madre, muy especialmente deberemos maximizarlo en el caso de un bebé prematuro.

No olvidemos que su piel es más delicada además de que le cuesta más mantener el calor del cuerpo.

Más horas de sueño

Otra característica de un bebé prematuro es que necesita más horas para dormir y descansar. De hecho observaremos que la mayor parte del día estará durmiendo, además de que su llanto es mucho más débil que el de un bebé normal.

Por norma general tan sólo se despertarán en el momento en el que tengan hambre, por lo que es esencial que estemos bien atentos y sobre todo seamos conscientes de que vamos a tener un primer mes algo más estresante. Por ello es importante que comencemos manteniendo la paciencia y sobre todo estemos convencidos de que vamos a disfrutar de la máxima flexibilidad.

Las primeras semanas del Bebé y el Baño

Una vez transcurra este primer mes veremos que todo se normaliza y pasa a ser un bebé como cualquier otro en la mayor parte de sentidos.

Un control más exhaustivo de la alimentación

También deberemos cuidar más la alimentación, y es que un bebé prematuro se cansa antes de succionar del pecho, pero es esencial que lo alimentemos de forma regular ya que es el único modo de conseguir que vaya aumentando de peso.

En este sentido procuraremos establecer unos horarios determinados para las comidas, y sobre todo deberemos tener una mayor paciencia ya que las tomas serán algo más largas.

Estar pendientes de su evolución

También debemos estar pendientes del modo en el que el bebé prematuro evoluciona, controlando por supuesto su peso y su llanto.

Cuando un bebé prematuro llora dicho llanto es más continuado y débil. No obstante, conforme vayan pasando los días poco a poco iremos observando que la intensidad aumenta también hasta normalizarse al cabo de varias semanas.

Cómo hacer que nuestro Bebé gane peso antes del Parto

Mantener un correcto control médico

Por otra parte, estos bebés requieren una mayor atención médica con controles frecuentes. No obstante, el pediatra será el responsable de darnos todas las indicaciones ya que este aspecto puede variar dependiendo de si existe algún tipo de problema con el pequeño o no, así como conociendo su evolución en general.